Publicación

- 08 Jun 2020

Efectos económicos y sociales del COVID-19 en Nicaragua

Informes

Introducción

El coronavirus SARS-CoV19 que provoca la enfermedad Covid-19, está deteriorando la salud, las capacidades físicas, psicológicas, destruyendo la vida y las experiencias acumuladas de cientos de miles de personas en todo el mundo. Está perjudicando la economía internacional, las economías nacionales y familiares y está cuestionando paradigmas políticos y de convivencia social. La viabilidad de la especie humana y su funcionamiento social se ha puesto a prueba en distintos momentos y amplitud, sea a causa del VIH-Sida, el ébola, la hepatitis B, la influenza o cualquier otra enfermedad infecciosa o epidémica. El SARS-CoV2 es sólo la última manifestación de la mutación de un virus que pertenece a la familia de los virus ARN.

En instituciones gubernamentales e institutos de investigación están haciendo constantes cálculos y análisis para entender el nivel de contagio y su proyección futura, se han utilizado herramientas matemáticas y de otras disciplinas, pero al tratarse de un fenómeno nuevo cada día se obtienen experiencias y aprendizajes que hacen muy provisionales los cálculos y las aproximaciones. A más de cuatro meses de iniciada la pandemia, algunos gobiernos están intentando restablecer el funcionamiento económico y aliviar las medidas de confinamiento adoptadas; sin embargo, pasará tiempo para un alivio completo ante la posibilidad de que un relajamiento en las medidas de confinamiento genere condiciones para nuevas olas de contagio que lo conviertan en un problema más amplio y permanente.

Mientras una vacuna no esté disponible, el único recurso del que puede echar mano la humanidad es el de las medidas de prevención y contención con todos sus efectos, ya sean positivos y otros adversos. No se conoce qué secuelas quedarán después del contagio, pocas personas esperan que el mundo regrese a la misma “normalidad” de antes. Lo que sí es seguro, es que algunos comportamientos adoptados durante la emergencia se convertirán en permanentes para la vida humana.

En Nicaragua, el SARS-CoV2 arriba en el marco de una crisis política y económica que ya ha tenido un fuerte impacto en la vida cotidiana de la población, en la dinámica de la producción y el consumo, el desmejoramiento del poder adquisitivo y el incremento del desempleo. Hasta el momento de finalización de este informe, no se ha decretado un estado de emergencia para atender la pandemia, tampoco existe suficiente información estadística disponible para proyectar escenarios futuros. Esperamos que el informe sea útil como referencia para los/as lectores/as que deseen tener información básica sobre los efectos de esta pandemia en el país.