Noticias sobre CINCO

Noticias sobre CINCO - 22 May 2020

'Negligencia criminal' del régimen Ortega-Murillo dispara epidemia de Covid-19

Hospitales desbordados por neumonías y entierros exprés contradicen la “falsa normalidad” promovida por el gobierno. “Ya no pueden ocultar la información”, advierte la investigadora y socióloga Elvira Cuadra.

Por Cinco


Obligados por el desborde de los hospitales y el aumento de las muertes relacionadas al nuevo Coronavirus”, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo admitió esta semana un aumento exponencial de contagios de covid-19. El número de casos positivos pasó de 25 casos, a 254 en una semana. Un aumento ligado a la “negligencia criminal” del gobierno frente a la epidemia, de acuerdo con la investigadora y socióloga Elvira Cuadra, quien este miércoles analizó el estado de la pandemia en Nicaragua en un panel virtual organizado por la Fundación Arias para la Paz en San José, Costa Rica.

“La decisión del gobierno de Nicaragua de no actuar, es una decisión que pareciera irracional, no tener una lógica y sentido común en un contexto de emergencia global tan crítico”, dijo Cuadra investigadora asociada al Centro de Investigaciones de la Comunicación (Cinco). “Pero, en realidad, sí tiene una lógica, y es una lógica de negligencia criminal”, definió la catedrática.

Esa “lógica criminal”, explicó Cuadra, es la razón tras las decisiones adoptadas por el gobierno Ortega-Murillo desde antes de registrarse el primer caso positivo de la covid-19 en Nicaragua el pasado 18 de marzo. La experta se refirió a las marchas, las ferias, los eventos masivos realizados en Semana Santa, hasta el recibimiento con pompa de un crucero, entre otras actividades convocadas y celebradas por la propia vicepresidenta Rosario Murillo.

“¿Por qué decimos lógica de negligencia criminal? Porque, en primer lugar, organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud, alertaron con suficiente tiempo a Latinoamérica sobre la pandemia”, dijo Cuadra. “Los primeros efectos del Coronavirus fueron en China y Europa. Eso dio espacio para que los gobiernos se prepararan para atender esta emergencia. En el caso de Nicaragua, la acción más importante ha sido la negación recurrente del estado de emergencia y los efectos del Coronavirus en la población”.

Pese a que el personal sanitario de hospitales como el Alemán Nicaragüense, Manolo Morales y Lenin Fonseca reportan con alarma la saturación de sus instalaciones por pacientes con cuadros respiratorios graves y muertes asociadas a la covid-19, el gobierno ha mantenido invariable su postura de no declarar que el virus ha evolucionado a la etapa de contagio local y comunitario.


Hospital Alemán Nicaragüense


Más
de 700 profesionales de la salud emitieron esta semana una segunda
carta pública urgiendo mayores acciones al gobierno ante el avance
progresivo de la epidemia. “El país se encuentra en fase de
diseminación comunitaria de la epidemia y el estado continúa sin
aplicar las medidas de mitigación que permitan el control del brote
epidémico, ignorando de manera indolente la realidad de la
pandemia”, alertan los especialistas, entre ellos médicos del
sector público y privado.

 
Cifras
no reflejan realidad

 


Doctores
como el neumologo Jorge Iván Miranda no creen que la admisión
oficial del aumento de los contagios “refleje la realidad que vive
el país”. “El Ministerio de Salud está ocultando muchos casos.
Hay más de 2, 000 casos positivos. Pienso que poco a poco van ir
soltando la cifra para llegar a la cifra real. Esto para dar la falsa
sensación de que tienen controlada la pandemia”, dijo Miranda.


En
ese sentido, la investigadora y socióloga aseguró en el panel
virtual organizado por la Fundación Arias para la Paz que las
estadísticas generales que presenta el gobierno sandinista impiden
conocer de manera transparente no solo nos niveles de contagio, sino
la cantidad de enfermos en condición crítica, el número de
fallecidos y la situación global del sistema de salud público.

 
“Este
control de la información ha generado un falso estado de normalidad,
y eso genera que la población no se proteja debidamente. Es
importante señalar que bajo ese control estricto le han ocultado
información a organismos como la Organización Mundial de la Salud y
la Organización Panamericana de la Salud. De manera tal que no
sabemos con certeza cuántos contagios hay en Nicaragua, cuántas
pruebas de covid-19 se han aplicado y cuántos fallecidos”,
insistió Cuadra.




La
investigadora también sostuvo que las autoridades sanitarias
tipifican las hospitalizaciones y muertes de pacientes bajo otras
patologías, como neumonías atípicas.




“El
gobierno no ha realizado campañas informativas de prevención del
contagio, y más bien se ha empeñado en impedir que se realicen ese
tipo de esfuerzos, como lo hizo la iglesia católica”, dijo Cuadra,
en referencia a las clínicas para prevenir el Coronavirus que trató
de implementar la diócesis de Matagalpa, pero fueron bloqueadas por
el Ministerio de Salud.