Publicación

- 27 Jul 2015

LA MASACRE DE LAS JAGÜITAS: EL SISTEMA DE JUSTICIA PENAL EN LA MIRA

Boletínes

Abuso y delitos policiales

El 11 de julio recién pasado, una fuerza policial especializada en operaciones contra el crimen organizado y la narcoactividad, abrió fuego contra el vehículo de la familia Reyes Ramírez que recién salía de un culto religioso y volvía hacia su vivienda en el sector de Las Jagüitas, una zona que forma parte del área metropolitana de Managua.

Las tropas, comandadas por oficiales de las fuerzas especiales de la Policía, llamadas TAPIR (Tácticas y Armas Policiales de Intervención y Rescate) y según ha afirmado la institución, sin presencia de ningún oficial de la dirección antidroga, estaban apostadas en un camino oscuro, sin portar identificación alguna, encapuchadas y armadas, sin haber colocado la señalización correspondiente. El conductor del vehículo, Milton Reyes, al ser detenido en esas circunstancias pensó que se enfrentaba con asaltantes y no detuvo el vehículo en el que viajaban su esposa Yelka, tres de sus hijos, su cuñada y su niña.

La fuerza, emboscada en tres grupos, dispararon repetidamente, impactando con 48 balazos el vehículo, causando la muerte de la joven Katherine Ramírez de 22 años, José Efraín Pérez Ramírez de 12 y Aura Marina Reyes Ramírez de 11, e hiriendo gravemente a Myriam Na-
tasha Reyes Ramírez de cinco años quien ha quedado huérfana y a Milton E. Reyes Ramírez de cuatro años, todos de la misma familia.