El futuro comprometido del país

La última generación de reformas económicas del país se ha centrado en el sistema tributario y el seguro social. El propósito declarado es mantener la “sanidad” de la economía al menos desde los parámetros del FMI, demás instituciones financieras internacionales y el mismo gobierno que ha aceptado de buena gana las medidas impuestas desde los organismos internacionales.

La reforma tributaria ya fue aprobada por la Asamblea nacional y está comenzando a aplicarse, mientras que la reforma al seguro social está en proceso de aprobación. Si ambas reformas se aplican tal como están, el futuro del país, particularmente el de los jóvenes nicaragüenses, se encuentra seriamente comprometido desde ahora.