Publicación

Sofía Montenegro - 10 Nov 2011

El portento de las urnas

Ensayos

Agua que fluye para arriba.
El inverosímil 63% con el que se está proclamando “reelecto” Daniel Ortega en unas elecciones a todas luces fraudulentas, movería a la risa si no fuera por las consecuencias trágicas que tiene para el país. En la víspera de las elecciones, Rosario Murillo dijo que esperaba que estas “sean las mejores en toda la historia de Nicaragua” y llamó a seguir “trabajando y orando para que los prodigios, los milagros, los portentos de la mano de Dios, se sigan produciendo”.