Publicación

Sofía Montenegro - 08 Feb 2011

Se solicitan perdones...

Ensayos

Pecados y delitos

Antes de la Modernidad, el pecado y el delito era todo y una misma cosa. La iglesia católica sólo reconocía pecados “enormes y atroces”, que eran los que atentaban contra la propia vida o el orden establecido, siendo el más grave el de la blasfemia y los “contra natura”, que eran de carácter sexual, como el bestialismo, la sodomía, el adulterio o la bigamia. El Estado moderno separó los pecados de los delitos, quedando el castigo por razones estrictas de justicia como monopolio del Estado. Pero en Nicaragua, Daniel Ortega y Arnoldo Alemán han revivido la fórmula religiosa de convertir sus reconocidos y comprobados delitos verdaderamente enormes y atroces contra la res-pública en “pecados” veniales, por la vía de pedir “perdón” durante los procesos electorales.

Copyright 2017 - Webdesign: IBIS Servicios
Rediseñado: Agile Shift
cinco@cinco.org.ni · +(505) 2277 5134